El juego de hender

El juego de Ender es una historia que nos relata como la tierra se encuentra amenazada ante una tercera guerra inspectora y la humanidad busca un candidato que sea capaz de acabar con ella por completo. Para encontrarle, implantan pequeños monitores en los niños para saber que sientes y tras un programa de comportamiento estudian al niño de nombre Andrew Sigan, el tercer hijo de una familia que habita en un mundo en el que no solo está permitido tener dos descendientes, sea elegido y se lo llevan a la escuela de batalla junto con otros niños para así formarlos en los mejores soldados de todo el mundo.

Desde un principio se cuenta como Ender, el apodo de Andrew se siente completamente desplazado debido al comportamiento que tienen los guardias y oficiales que se destacan entre sus habilidades sobre todos los demás y le granjearon el odio del resto de sus compañeros. Así durante todo su viaje a la escuela, tuvo un enfrentamiento contra Bernard, un compañero de lanzamiento. Todo esto gracias a las disputas que ocasionaban los guardias para poner en constante miramientos hacia Ender a todos sus compañeros de batallas y lanzamientos.

Cada recluta poseía una consola en donde podían jugar al juego libre pero que era imposible de ganar, cosa que para Ender no resulto un problema y logro así conseguir la victoria del juego gracias a su inteligencia y un sistema de seguridad para consola. Así fue como en menos de siete años, cuando comenzaba por fin hacer amigos, fue transferido hacia la escuela salamandra, en donde Bonzo Madrid era el comandante. Desde que llego a la escuadra, le decían mil y un veces que querían cambiarle, y que formaría parte de ningún batallón que existiera y mucho menos formaría parte de alguna maniobra que se encontrara en práctica.

El objetivo principal de Ender a lo largo de todo este relato es lograr conseguir el objetivo que ya se encontraba previsto al comienzo de la historia, el salvar al mundo de la guerra y entrenar al niño elegido era lo primordial, cosa que Ender sabia a la perfección y cada día lograba ser mejor y mejor, con tal solo una edad tan corta, Ender ya era conocido por ser uno de los mejores peleadores y poseer una inteligencia extravagante.

El juego de Ender, Orson Scott Card

Tagged with:  
Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *