El Zarco

 

El zarco, Novela escrita por el señor Ignacio Manuel Altamirano. En la que el señor Altamirano nos relata una historia llena de Amor, luchas y muertes, que tiene lugar en una ciudad mexicana llamada Yautepec. Ciudad que tiene una alta corrupción y un sinfín de bandidos y personas mal intencionadas, en esta ciudad estos bandidos son conocidos como los plateados, se les llamaba de esta manera porque tenían armaduras y sillas de montar cubiertas de plata, además de tener una terrible reputación de ser personas sanguinarias y sin piedad, que atacan incluso a los mas indefensos, ya sean niños, niñas, padres de familia o mujeres embarazados sin sentir remordimiento alguno luego de hacerlo.

 

El señor Altamiro nos narra una historia de amor entre El zarco y Manuela, ambos personas jóvenes y llenas de vida, pero no con caminos iguales, El zarco por su parte es líder de una banda de plateados los cuales como ya mencionamos se dedican a hacer el mal en esta ciudad, Yautepec. En cambio, Manuela es una persona humilde pero bondadosa, la cual comete el terrible error de enamorarse de este maleante.

 

El autor se encargó de proporcionar detalles en su obra, acordes a la experiencia que se vivía en aquel entonces, lo que hace que este libro sea una excelente fuente de información para material histórico dado que data de 1861. El zarco, aunque frívolo y ruin, tenia un corazón, que le permitió enamorarse perdidamente de Manuela, quien le coincidió en ese sentimiento, no obstante, se verían envueltos en grandes aprietos de los que solo su amor los ayudaría a salir con vida, ya que el hombre en cuestión fue acumulando enemigos con el pasar de los años y no se imaginó que el destino le fuera a hacer tan malas pasadas. Es bien sabido que quien a hierro mata, a hierro muere, pero El zarco era un tipo ingenioso capaz de salirse de aprietos interminables sin ni tan ni siquiera un rasguño.

 

Tanto así, que tenia más de 30 escapes a la muerte, algunos de película en los que estaba emboscado y sin escapatoria pero en la vida real, la mayoría pensaría que a un maleante de esta calaña no le daría la vida más que 30 o 40 años, pero el zarco logró envejecer como cualquier otra persona,  ya que tenía fuertes influencias con otros maleantes con muchísimas personas a su cargo, así que, estas mismas personas pudieron encubrir con la policía, que en ese entonces era sumamente corrupta.

 

El Zarco, Ignacio Manuel Altamirano

El Zarco, Ignacio Manuel Altamirano

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *