¿Quién se ha llevado mi queso?

Cuando se habla de los distintos cambios como personas, debemos afrontar cada una de las etapas que presentamos cada día, afrontarlas ya bien sean, sentimentales, laborales, entre otras, nos damos cuenta de que no es fácil saber llevar la vida al mismo ritmo y por esta razón tendemos a sentir emociones nuevas, diversas que nos hacen reconocer el texto que a la vez es muy útil como una simple guía. Esto mismo sucede con las personas de esta obra, Fisgonas y Escurridizas, ambos que son ratones asi como, Haw y Hem.

Poseer cuatro personalidades que muchas veces nosotros mismos logramos deducir como el pasar de un proceso de cambio hacia otro, esto es como el proceso de transición y es lo que Fisgón y Escurridizo, ratones que representan a las personas en general que no se dedican a pensar las cosas 100 veces ni los pasos a seguir a esos cambios, seres que fueron representados como unos fieles trabajadores y que logran asi ser capaces de adaptarse a cualquier situación que se presente, y lo principal ante todo el temor, la inseguridad no primo ante la toma de todas las decisiones importantes en sus vidas.

No obstante en esta historia también podemos ver como en una esquina, dos liliputienses, que se representan con los nombres de Hem y Haw, se identifican como compañeros de labores, pero a diferencia de los ratones en este equipo, quien es Haw logra representar la perseverancia y las ganas de seguir hacia adelante ante los procesos de cambios, es decir, cuando este ratón vio que no le quedaba más solución que salir de su comodidad para buscar lo que más deseaba, que era el queso, este lo hizo sin dudas y se dio cuenta de que los miedos pueden inhabilitarnos para seguir haciendo mejor las cosas o mejor dicho seguir viviendo en un mundo de constantes cambios.

A diferencia de su compañero Hem, quien vive atrapado en sus miedos e inseguridades, a la vez la resistencia fue encerrándolo cada vez más un círculo vicioso, esta de poco decir que estas actitudes suelen ser adoptadas por el ultimo y se puede observar como posee una personalidad completamente negativa y prefiere quedarse estancada y no seguir evolucionando, por ende el desarrollarse y adaptarse ante algo que es inevitable como es un cambio.

¿Quién se ha llevado mi queso?, Spencer Johnson

Tagged with:  
Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *