María de Jorge Isaacs

Esta obra se encuentra enmarcada por la espléndida y hermosa geografía que logra resaltar a todo el Valle de Cauca, en épocas pasadas en donde floreció la hacienda “El paraíso”. En ese lugar se encontraba rodeado por toda la bondad que los padres y tíos, así crecieron aquellos jovencitos de nombre Efraín y María, primos hermanos, quienes tenían una gran relación y disfrutaban de la infancia de una manera completamente inseparables.

Cuando Efraín cumplió la edad necesaria para emprenderse en el mundo de la educación, fue enviado por sus padres hacia Bogotá, en donde tras seis años de largos esfuerzos consiguió coronar sus primeros estudios y obtener el título de bachillerato. María por su parte entre tanto, las lejanas infancias, había convertido su pequeño cuerpo en el todo una señorita, cuyos dotes habían escandalizado de realmente forma a su recién llegado compañero.

También María se sintió completamente impresionada ante las maneras y el porte de su primo, y aquella mutua admiración dio tránsito a un vehemente amor que se apoderó de sus corazones, sin que ellos mismos pudieran comprenderlo o sentirlo de alguna forma. El cariño de los jóvenes progresó dulcificado por las bondades de su medio y muy pronto, a pesar de que ellos quisieron ocultarlo, los ojos de sus mayores recabaron en este mutuo afecto. Entonces, la sombra dolorosa de una persona conocida para ambos jóvenes se interpuso entre los dos enamorados. Los padres de Efraín, quienes abrigaban un vivísimo amor por su sobrina, no podrían olvidar una penosa circunstancia que señalaba indefectiblemente su destino.

Tal como su madre, muerta bastante tiempo atrás. María daba muestras de padecer una dolorosa enfermedad. Aquella dolencia, que lograba llevar a la muerte a quienes padecían de la enfermedad, lograba asomarse de gran forma en el rostro de la joven muchacha con el conforme pasar de los días. Ningún alivio era suficiente, y aunque el ánimo de los buenos señores se inclinara favorablemente al amor de los muchachos, la posibilidad, casi indudable, de la muerte temprana de María, los obligaba a oponerse. A pesar de ello, sus acciones no revistieron crueldad o torpeza. Todo lo contrario, el padre llamó a Efraín a su lado y sin mostrar señal alguna de su íntima determinación, lo instó a viajar a la lejana Europa a fin de adelantar estudios superiores de medicina.

A todo esto el joven Efraín tuvo que aceptar las condiciones de su padre, se marchó hacia Londres con solo el alivio de la comunicación entre cartas de su amada pero para cuando presintió las tardanzas de ella al responder, el joven se enteró por la boca de alguien más de la enfermedad de María pero para su regreso, sintió el peor dolor en su vida al encontrar solamente su tumba..

Resumen de  María. Jorge Isaacs

Tagged with:  
Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *