Memorias de una Geisha

Se puede decir mucho acerca de una obra literaria luego de haber culminado su lectura, muchas veces la impresión exacta de lo que el escritor quiere transmitir, llega a nosotros y no es para menos que debamos aceptar tal cual los hechos que se van describiendo poco a poco en la narración y este es el caso de la obra, Memorias de una Geisha. Se puede decir que más que un libro, este nos transporta a la época antigua en donde nos vemos de frente con el lejano y cautivador oriente, en un mundo floreciente de pétalos de cerezo y repleto de completa vida.

Este libro fue publicado en 1997 con el nombre de Memorias de una Geisha, escrito por el famoso estadounidense Arthur Golden y posteriormente tuvo una adaptación al cine que resulto un completo éxito viniendo de manos de Steven Spielberg y Rob Marshall, esta sin duda estuvo rodeada de polémica desde el mismo momento en el que fue publicada. Aunque en ningún momento fueron revelados los nombres de los personajes en el que Golden decidió interpretar en sus textos, la geisha Mineko Iwasaki lo demando por revelar información confidencial de su vida como geisha.

En esta maravillosa novela, podemos escuchar claramente las confesiones de Sayuri, una de las Geishas más hermosas que ha tenido todo Japón de entreguerras, donde aún lograban resonar los ecos feudales y donde las tradiciones ancestrales comenzaban a convivir con los modos occidentales.

De la mano de Sayuri, entraremos en un mundo de pasiones completamente secreto que se vive sosteniéndose de las apariencias y de la bella que por alguna razón resulta muy difícil de separarse de la degradación y el sometimiento: Esto se refiere a un mundo en el que aquellas jóvenes que aspiran a ser geishas son duramente enseñadas en el arte de la seducción, en el que su virginidad logra venderse a un mejor postor y de que tienen que convencerse de alguna manera de que el amor no es solo que un espejismo más y así debe de continuar.

En esta novela, se refleja el cómo las geishas solían adentrarse en un mundo completamente secreto ante los ojos de la sociedad y en donde el cumplir con las expectativas de los hombres siempre era la mejor ventaja que podían tener sobre todas las demás.

Memorias de una Geisha, Arthur Golden

Tagged with:  
Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *