Home ⁄ Posts Tagged "Julio Ramón Ribeyro"

EL RESUMEN DEL CUENTO LITERARIO “LOS GALLINAZOS SIN PLUMAS” – JULIO RAMÓN RIBEYRO

EL RESUMEN DEL CUENTO LITERARIO “LOS GALLINAZOS SIN PLUMAS” – JULIO RAMÓN RIBEYRO

Dos hermanos (Efraín y Enrique) viven en un barrio marginal con su abuelo lisiado (don Santos), quien los obliga a recolectar desperdicios de los tachos de basura de las zonas residenciales para alimentar a su cerdo (Pascual). Los nietos debían levantarse muy temprano, antes que pasara el carro de la baja policía (recolector municipal de basura). Si algún día fallaban en traer suficiente comida, el abuelo los insultaba y golpeaba.
Un día, Efraín se corta el pie con un vidrio y se le infecta la herida, por lo que no puede caminar, pero al abuelo solo le importa la alimentación de su cerdo y obliga a Enrique a realizar doble faena, mientras que Efraín se queda guardando cama. Enrique marcha al muladar cercano al mar, donde había más posibilidad de encontrar abundantes desperdicios. Allí, se mezcla junto con los gallinazos buscando restos de comida. En ese lugar encuentra a un perro pequeño (Pedro) que lleva a casa para que haga compañía a su hermano.EL RESUMEN DEL CUENTO LITERARIO "LOS GALLINAZOS SÍN PLUMAS" - JULIO RAMÓN RIBEYRO
Enrique, como consecuencia del frío invernal y del excesivo trabajo, también cae enfermo en cama. El abuelo no tiene con qué mantener gordo a su cerdo y castiga a sus nietos privándoles de comida. Pascual comienza a gruñir a toda hora, reclamando comida. El abuelo sale a la calle para realizar la tarea de sus nietos, pero carece de la agilidad de estos y no logra adelantarse al carro de la baja policía. Para colmo, los perros callejeros intentan morderlo. Al día siguiente, intenta repetir la salida, pero las fuerzas no le dan para más, y furioso, regresa y va al cuarto de sus nietos a quienes obliga a varazos a levantarse para que reinicien sus labores. Enrique le ruega que deje tranquilo a Efraín, que era el que estaba más grave, y se ofrece él solo para ir al muladar. El viejo acepta. Enrique coge entonces cuatro cubos y se aleja corriendo; el perro quiere seguirle, pero lo obliga a que permanezca en casa, para que cuide a Efraín.
Aprovechando la ausencia de Enrique, el abuelo mata a varazos al perro y arroja su cuerpo al corral de Pascual para que este se lo coma. Cuando regresa Enrique y ve los restos de su perro junto al cerdo, se horroriza; lleno de furia, increpa al abuelo a quien golpea con una vara, hasta hacerlo tropezar y caer de espaldas en el corral del cerdo.
Enrique va en busca de Efraín a quien levanta en hombros y ambos se marchan para buscar una mejor vida lejos del maltrato y del abuso.
La historia termina sugiriendo que el abuelo, sin poder levantarse por su cojera, acabará devorado por su insaciable cerdo Pascual.

EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA “LAS BOTELLAS Y LOS HOMBRES” – Julio Ramon Ribeyro

 EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA “LAS BOTELLAS Y LOS HOMBRES” – Julio Ramon Ribeyro-

Luciano es un joven que está en un club de gente bien. Le anuncian que lo esperaban. Era un tipo desaliñado y de un aspecto que no encaja con el ambiente del club y que denota la carencia de medios de parte del hombre.

Quedaron en encontrarse en otro sitio. En la tarde se encontraron y se dirigieron por indicación de su padre hacia un bar, en donde su padre conocía a todos y presentó orgulloso a su hijo.

Empezó a mentir con respecto a su hijo y a él porque los hombres crean un mundo ficticio cuando se encuentran al frente de una botella. Los concurrentes veían con extrañeza a Luciano.EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA "LAS BOTELLAS Y LOS HOMBRES"  - Julio Ramon Ribeyro

Conforme pasaba el tiempo y los tragos aumentaban Luciano, a pesar del rencor que guardaba por su padre por haberlo abandonado a él y a su madre, sintió admiración al verlo jugar sapo y vencer a sus adversarios.
Ese tipo charlatán, mentiroso y guarapero tenían su admiración. Se dirigieron, a petición de Luciano, al club “Once Amigos Bolognesi” en la Victoria. Allí cerraron el club, todos tomaron por cuenta de Luciano.

Lo miraba y un impulso lo llevó a besar a su padre en la boca. Todos se quedaron mudos, desconcertados. Luego su padre le confesó que él se había ido de la casa porque no aguantaba estar en medio de la pobreza y la angustia.

Además su madre se acostaba con todo el mundo. Luciano lo golpeó y luego se dirigieron a la calle en donde buscaron un lugar apropiado para liarse a golpes. Luciano recibió un buen golpe a lo que respondió con igual o mayor intensidad.

Su padre se encontraba en el suelo retorciéndose, Luciano se alejó, pero al regresar encontró a su padre dormido, lo miró y lo compadeció; le puso en su dedo el anillo con rubí que él llevaba. Seguidamente se alejó.

EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA”CAMBIO DE GUARDIA” – JULIO RAMÓN RIBEYRO

EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA”CAMBIO DE GUARDIA” – JULIO RAMÓN RIBEYRO-

Cuando un general se adueña del poder mediante un golpe de Estado nace el tirano que se dispone a cambiar radicalmente no sólo la vida política de un país, sino también la actividad cotidiana colectiva y privada de toda una comunidad de indEL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA"CAMBIO DE GUARDIA" - JULIO RAMÓN RIBEYROividuos que a lo mejor nunca pensaron en verse metidos en líos.

Así es como un pobre vendedor de dulces, un humilde turronero criollo que lleva una existencia anónima y miserable, acaba siendo juzgado y condenado a muerte en extrañas circunstancias. Y todo porque gente tan importante y poderosa como un general ambicioso, un ministro mezquino y un funcionario corrupto, a los que jamás le ha unido vínculo aparente alguno, le envuelven a pesar suyo en una enmarañada intriga. Cambio de guardia cuenta cómo el azar que gobierna la historia de una nación termina también gobernando, mediante un complejo sistema de engranajes, la peripecia individual de cualquiera de sus habitantes.

EL RESUMEN DEL CUENTO LITERARIO “EL MARQUÉS Y LOS GAVILANES” – JULIO RAMÓN RIBEYRO

EL RESUMEN DEL CUENTO LITERARIO “EL MARQUÉS Y LOS GAVILANES”
– JULIO RAMÓN RIBEYRO

Los últimos vestigios del colonialismo en una Lima del siglo veinte.
La familia Santos de Molina había ido perdiendo en cada generación una hacienda, una casa, una dignidad, unas prerrogativas y al mediar el siglo veinte sólo conservaba de la opulencia colonial, aparte del apellido, su fundo sureño, la residencia de Lima y un rancho en Miraflores.

Gentes venidas de otros horizontes – del extranjero, claro, pero también de alejadas provincias y del subsuelo de la clase media – habían ido adueñándose poco a poco del país, gracias a su inteligencia, su tenacidad o su malicia. Nombres sin alcurnia ocupaban los grandes cargos y manejaban los grandes negocios. El país se había transformado y se seguía transformando y Lima en particular, había dejado de ser el HORTUS CLAUSUM! virreinal para convertirse en una urbe ruidossa, feísima e industrializada, donde lo más raro que se podía encontrar era un limeño.

Los Santos de Molina se habían adaptado a esa situación. Olvidaron sus veleidades nobiliarias, contrajeron alianzas con gentes de la burguesía, se embarcaron en especulaciones bursátiles, trataron de hacer tecnócratas a sus hijos y en la última generación surgieron incluso mozalbetes que recusaban en bloque los valores tradicionales y se iban en blue jeans a fumar marihuana a la ciudad milenaria de Macchu Pichu.

Pero el único que no aceptó esta mudanza fue don Diego Santos de Molina, el mayor de los tíos, un solterón corpulento, que seguía exigiendo en ciertos círculos que se le tratara de marqués, como su antecesor Cristóbal Santos de Molina, cuarto virrey del Perú. En plena juventud había sufrido un accidente que le paralizó el brazo izquierdo, lo que lo apartó de la vida activa y lo confinó al ocio, al estudio y la conversación. Para que se entretuviera en algo y gozase de una renta, la familia le encargó la administración de los bienes comunes y le cedió la casona de la calle Amargura, que de puro vieja nadie quería habitar.
Fue allí que rodeado de daguerrotipos y pergaminos, Diego Santos de Molina fundó una comarca intemporal, ocupado en investigaciones genealógicas y en la lectura de las memorias del duque de Saint-Simon, que terminó por conocer de memoria. Su contacto con la ciudad se había vuelto extremaEL RESUMEN DEL CUENTO LITERARIO  "EL MARQUÉS Y LOS GAVILANES" - JULIO RAMÓN RIBEYROdamente selectivo: misa los domingos en San Francisco, té todas las tardes en el bar del Hotel Bolivar, algunos conciertos en el Teatro Municipal y tertulias con tres o cuatro amigos que, como él, seguían viviendo la hipótesis de un país ligado aún a la corona española, en el que tenían curso títulos, blasones, jerarquías y protocolos, país que, como estaban todos de acuerdo, “había sido minado definitívamente por la emancipación”.

Estas tertulias eran siempre las mismas y su enjundia venía de su repetición. Después de un preámbulo nostálgico y empolvado, en el que se evocaba el mundo arcádico del príncipe de Esquilache y del Paseo de Aguas, se llegaba infaliblemente a la revista de los personajes y familias que estaban en el candelero. Sobre esta materia, don Diego poseía una autoridad canónica y una facundia que había llegado a ser legendaria. Gracias a sus pesquisas, a la tradición oral y a su prodigiosa memoria conocía los orígenes de todas las familias limeñas. Y así no había persona descollada que no descendiera de esclavos, arrieros, vendedores ambulantes, bodegueros o corsarios. Alguna tara racial, social o moral convertía a todos los habitantes del país, aparte de los de su círculo, en personas infrecuentables.

Una tarde en que llegó al bar del Hotel Bolivar a tomar su té se llevó una enorme sorpresa: su mesa, la que desde hacía años le tenía reservada en el ángulo más tranquilo, donde podía leer el ABC y el TIMES sin ser importunado, estaba tomada por tres señores que departían en voz baja ante sendas tazas de café.

Se aprestaba a ponerse los anteojos para identificarlos cuando el viejo mozo Joaquín Camacho se le acercó y tomándolo del brazo lo condujo hacia el mostrador pidiéndole excusas, tenía que comprender, señor marqués, pero don Fernando Gavilán y Aliaga… Don Diego empezó a toser, se ahogó y tuvo la impresión de que se llenaba de ronchas. ¡Gavilán y Aliaga! ¡Esos malandrines que habían aparecido en el país hacía apenas un siglo y habían extendido sus tentáculos a todas las actividades imaginables! Había un Gavilán y Aliaga banquero, otro general, otro rector de universidad, otro director de periódico, otro campeón de golf… Y el que estaba sentado ahora en su mesa, según creía recordar, había sido alguna vez embajador y en la actualidad presidente de una de esas agrupaciones huachafas inventadas recientemente, algo así como la Sociedad Nacional de Tiro.

Refunfuñando pidió sus periódicos favoritos y se instaló en otra mesa, frente a los ventanales que daban a la céntrica calle de la Colmena. Pero no pudo leerlos, no sólo porque de la calzada le llegaba el insoportable vaivén del populacho sino porque el nombre Gavilán y Aliaga se le había atravesado en el espíritu y le bloqueaba todo raciocinio. Sin terminar su té se retiró.
Al día siguiente volvió a encontrar ocupada su mesa. Y lo que es peor por la misma persona. Don Fernando reía a grandes voces acompañado esta vez por una señora con sombrero. Ni siquiera esperó al mozo, que se precipitaba hacia él consternado, y dándole la espalda abandonó el lugar, jurándose que no regresaría en toda su vida. ¡Ese bar, además, que llevaba el nombre de un zambo venezolano que había expulsado a balazos a sus antepasados de América!

Este nimio incidente fue motivo de innumerables tertulias en el salón de la calle Amargura. Todos lo consideraban como un acto flagrante de usurpación y una prueba más de la vocación imperialista de la nueva clase. Durante días pusieron su ciencia y su ironía en común para burlarse de los Gavilán y Aliaga, sacando sus trapitos al aire, en los que metían sus delicadas narices para morirse de risa. La cólera de don Diego fue así apaciguándose. Sus amigos le traían a casa sus periódicos preferidos y le recomendaban tomar su té en El Patio, un lugar sin muchas pretensiones pero que tenía apartados discretos y era frecuentado por la colonia española. Era además la época de la cosecha y don Diego tuvo que viajar varias veces a la hacienda para controlar la venta del arroz y recabar los dividendos de la familia.

Un nuevo hecho, sin embargo, lo remeció y volvió a ponerlo en la onda de los Gavilán y Aliaga. Don Diego leía de los diarios limeños sólo la página social, en donde cosechaba información preciosa para sus chismes y ficheros. Por curiosidad hojeó un día la página editorial del periódico de los Gavilán y Aliaga y encontró un artículo que le puso los escasos pelos de punta. Bajo el título anodino de REFORMAS NECESARIAS se censuraba el régimen del latifundio, se abogaba por mayor justicia social en el campo y se terminaba sugiriendo, muy sutilmente, la necesidad de una Reforma Agraria. Sólo faltaba eso ¡Que los Gavilán y Aliaga se volvieran ahora socialistas! Claro, ellos tenían todo, menos propiedades agrícolas. Estas eran tradicionalmente símbolo de nobleza y estaban ligadas al nacimiento de la aristocracia. ¿Qué podían invocar los Gavilán y Aliaga en este dominio? Nada ¡Sus blasones eran sus negocios y sería ridículo que buscaran en ellos el sustento de un título: el Conde Import & Export, por ejemplo. ¡Qué buen chiste! Decididamente lo que querían estos arribistas era privar de todo asiento a los vástagos de las reparticiones coloniales.

Sus amigos convinieron que se trataba de un hecho grave y resolvieron seguir el desenvolvimiento del asunto. En las semanas siguientes aparecieron otros artículos en el mismo diario, en los que cada vez se iban haciendo proposiciones más concretas respecto al agro. Y pronto fue un Gavilán y Aliaga, el diputado don Patricio, quien pronunció en el parlamento un discurso explosivo en el que recomendaba la expropiación de las haciendas que no eran trabajadas por sus propietarios.

Don Diego se sintió esta vez directamente aludido y consideró el discurso como CASUS BELLIS. Su mesa en el Bolívar, podía pasar, pero su hacienda. Reunió en su casa un verdadero consejo de guerra, en el que invitó incluso a personas cuyo abolengo no le parecía muy probado y examinaron la situación. Algunos consideraron el discurso con escepticismo y hablaron de una simple maniobra política de los Gavilán y Aliaga con miras a las próximas elecciones. Otros lo tomaron en serio, pero opinaban que embarcarse en una lucha era suicida: ellos eran una minoría y frente a los Gavilán y Aliaga, sus aliados y secuaces, tenían todas las de perder. Solución: vender las tierras antes de la expropiación y reconvertirse a otras actividades.

Don Diego consideró esta actitud como una dimisión y juró que por nada del mundo permitiría que por culpa de unos PARVENUS tuviera que renunciar a una propiedad que les pertenecía hacía cuatro siglos. Sólo sus más fieles amigos lo secundaron y acordaron batallar por su cuenta y de acuerdo a sus posibilidades.

Pronto comprobó don Diego que sus posibilidades eran mínimas. El no disponía de un partido, ni de periódicos ni medios de presión. Los Gavilán y Aliaga, es cierto, tenían enemigos feroces dentro de su propia clase, pero se trataba también de gente sin distinción ni linaje, con la cual concertar un pacto hubiera sido vergonzoso. La única arma de que disponía era su lengua, una lengua que, como decían las malas voces, llegaba hasta la Edad Media. Pero esta lengua culebrina hurgó en vano en los antecedentes de los Gavilán y Aliaga, buscando la mancilla, el hecho definitivo que arruinara para siempre su crédito y los cubriera de ridículo. Por más que indagó sólo llegó hasta el año 1854, cuando un abogado Belisario Gavilán abrió un bufete en Lima, se casó con una señora Aliaga y fundó una prolífica familia. Desde entonces siempre habían ocupado cargos destacados en el campo de los negocios y la inteligencia. Los pocos hechos que ya conocía o que descubrió, como la quiebra dudosa de una de sus compañías, el matrimonio de uno de sus abuelos con una señora de moral equívoca o la deportación de uno de sus antepasados por razones políticas, no le dieron materia para un verdadero ataque y sirvieron apenas para alimentar las veladas chismográficas de la calle Amargura. Entretanto, los proyectos reformistas del diputado don Patricio Gavilán y Aliaga se habían hundido en las aguas cenagosas del parlamento.

EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA “LA BOTELLA DE CHICHA” – JULIO RAMON RIBEYRO

EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA “LA BOTELLA DE CHICHA”
– JULIO RAMÓN RIBEYRO-

Argumento del cuento “La Botella de Chicha”.
Este cuento trata de un muchacho que necesitaba de dinero así que comenzó a buscar algo en EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA " LA BOTELLA DE CHICHA" - JULIO RAMON RIBEYROsu casa que pudiera vender, encontró en su casa una botella de chicha que su familia había estado guardando por mas de quince años, pensó en venderla, agarro la botella y la vació en una pipa de barro, luego puso la botella en su lugar y la relleno con vinagre, esa botella la abrirían cuando el se recibiera de bachiller o su hermana se casase, fue a la chicheria para venderla pero no le creyó que fuera de tanto tiempo así que le dijo que se fuera a otro sitio, no encontró respuesta así que se regreso a su casa para poner todo en su sitio pero al llegar a su casa encontró algarabía era porque su hermano había llegado después de tanto tiempo, lo que le impacto fue que la botella llena de vinagre estaba sobre la mesa, el se apresuro a guardar la pipa de barro que tenia, luego empezaron a brindar con el vinagre, pero el muchacho no resistió así que trajo la pipa de barro y les dijo que se la habían vendido y que era muy antigua, pero sus familiares lo menospreciaron y arrojaron la botella a la calle donde se desperdició ese tesoro tan valioso.

EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA “DOBLAJE” – JULIO RAMÓN RIBEYRO

EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA  “DOBLAJE” – JULIO RAMÓN RIBEYRO-

Argumento de “Doblaje”, libro de Julio Ramon Ribeyro.
En este cuento se relata la terca obsesión de un pintor inglés por conocer a su doble.

El ser que es igual a uno y que se halla en las antípodas. Miró un mapa y las antípodas de Londres era Australia.

Lleno de ansiedad viaja a Sidney que era donde él deducía que encontraría a su doble.
Muy pronto se dio cuenta de que era una idea descabellada semejante búsqueda.

El hecho de ir preguntado a la gente si había visto a una persona igual a uno mismo era de locos o estúpidos. Aun así se quedó siete semanas en Sidney pero se quedo porque el amor tocó su corazón, conoció a una chica llamada Winnie de la cual se enamoró casi a primera vista y ella de él.EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA  "DOBLAJE" - JULIO RAMÓN RIBEYRO

Alquiló una casa en las afueras de la ciudad y uno de esos días invitó a Winnie. Sin embargo, había un sentimiento extraño que no lo dejaba en paz ya que ella estaba rara y parecía que ya conociese la casa.

Entonces él premeditadamente le dijo que fueran a caminar pero que no tenían como alumbrarse, ella de repente subió por las escaleras y trajo una lámpara encendida, esto molesto al pintor quien concluyó que ella ya había estado con otro hombre en esa casa y la corrió con palabras injuriosas.

Al día siguiente reflexionó sobre su necia actitud y se dijo que la única solución sería disculparse con ella.

RESUMEN DOBLAJE – Julio Ramón RibeyroLa buscó en su casa pero Winnie no lo recibió y mandó decir que no lo quería ver nunca más.

Decepcionado entendió lo absurdo de situación, así que al día siguiente agarró sus maletas y regresó a Londres.

Al llegar a su casa encontró que todo estaba aparentemente igual, tal como lo había dejado, aunque sentía que había una presencia allí, algo inusual rodeaba el ambiente, como que alguna cosa no encajaba.

De pronto tocaron a su puerta, era el botones y le dijo que ayer había olvidado su paraguas en el bar y si querría que se lo trajesen.

Automáticamente dijo que sí, pero después se puso a pensar en lo imposible del hecho porque ayer él estaba en pleno vuelo por el Atlántico.

Se sintió estremecido, corrió hacia su caballete de pintura -cuyo lienzo dejó en blanco antes de irse- y observó con horror que allí estaba pintado, recientemente, el bello rostro de Winnie.

LA RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA “LA PIEL DE INDIO NO CUESTA CARO” – Julio Ramón Ribeyro

EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA “LA PIEL DE INDIO NO CUESTA CARO” – Julio Ramón Ribeyro –

Argumento de “”, libro de Julio Ramón Ribeyro.
Este cuento empieza cuando Miguel llama a su mujer Dora para que esta vea los avances del niño que han traído de provincia.

Este le dice a su mujer mira mujer este niño es muy inteligente sabe sumar y multiplicar, luego de haberle tomado el examen oral a Panchito.RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA "LA PIEL DE INDIO NO CUESTA CARO"  - Julio Ramón Ribeyro

Este ve llegar a los hijos del Presidente del Club Mariela y Víctor que le dice a Miguel que por favor los deje jugar y él les da permiso, ellos salen a jugar y al corto tiempo gritan los niños (Mariela y Víctor) que decían que Panchito estaba ahí tirado arriba en el cerro, Miguel subió despavoridamente y al llegar encuentra a Panchito muerto, electrocutado por un cable de alta tensión.

Al verlo él se asusta y lo lleva al Centro de Salud más Cercano, al llevarlo era demasiado tarde y el niño murió.

El decide llevarlo con sus padres pero al llegar a su casa el dueño del Club que era primo de Dora le dice que no haga nada.

Se retira y al regresar trae una partida de defunción que determina la muerte de Pancho pero por paro cardiaco, Miguel no acepta eso, pero a las finales termina aceptando el dinerito que le dio el dueño del Club y la muerte de ese niño quedo impune.

EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA “ALIENACIÓN” – Julio Ramón Ribeyro

RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA “ALIENACIÓN”
– Julio Ramón Ribeyro

Argumento de “Alienacion”, libro de Julio Ramón Ribeyro.
Roberto es un joven negro, que vive en un barrio donde habita una joven llamada Queca, esta joven es muy bonita y es la atracción de todos chicos que viven en este lugar.

Pero esta chica que al comienzo jugaba con todos los niños con el paso del tiempo se volvió selecta y empezó aRESUMEN DE LA OBRA LITERARIA "ALIENACIÓN"  - Julio Ramón Ribeyro escoger solo a los hombres de color claro y con economía alta.

Un día sucedió que Roberto mientras la observaba jugar con otros chicos del barrio, se le cayó la pelota, este quiso alcanzarla, pero esta se asustó, y le dijo que no jugaba con niños negros y bembones.

Este episodio marco a Roberto para empezar a tratar de volverse como un blanco con mucho dinero.
En su búsqueda de tratar de volverse un blanco, con comodidades económicas, cambio hasta su nombre a Bob, perdió el trabajo por sus extravagancias, pero adquirió el idioma inglés, gracias a su esfuerzo constante de estudiar y a la beca que recibió de un curso de inglés.

Una vez con el idioma postuló a un trabajo pero este no fue recibido a pesar de su capacidad por su color, así que se presentó a la guerra con su amigo José María un joven que buscaba igual que él convertirse en blanco alienado.

En esta guerra Bob, muere de un bombo en la cabeza y su amigo José María pierde su pierna. La madre de Bob muere de la tristeza, y no recibe la pensión de su hijo, mientras que su amigo tiene el dinero pero es invalido.

Por otra parte Queca, que se casó con un norteamericano Billy Mulligan, éste solo le dio de todo los primeros meses luego empezó a golpearla y a insultarla.

EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA “LOS CAUTIVOS” – Julio Ramón Ribeyro

RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA “LOS CAUTIVOS”
– Julio Ramón Ribeyro –

Argumento de “Los cautivos”, libro de Julio Ramón Ribeyro.
Esta historia trata de la vida de un hombre en las afueras de Fráncfort, hospedado en una pensión burguesa.

Es cuando su amigo prometiéndole pagar los gastos de su viaje le encomienda enterarse de los últimos acontecimientos de la impresión a cuatro colores. Un día se despertó muy temprano y decidió bañarse.

Pero para llegar a la ducha tuvo que caminar hasta el fondo de la pensión y cuando entreabrió la ventana escucho las voces de todas las aves del paraíso. En donde pudo divisar varias pajareras con miles de aves.RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA "LOS CAUTIVOS" - Julio Ramón Ribeyro
Esa pensión le pertenecía al señor Hartman la cual poseía un enorme jardín y el con una canasta andaba repartiendo comida a todas sus aves.

Apenas termino de bañarse se vistió y descendió en busca del jardín encantado. Tuvo que recorren un amplio pasillo hasta que llego el señor Hartman lo observo y le pregunto quién era él y le dijo que era un pensionista. Solo lo dejo quedarse ahí porque era un extranjero.

Hasta que se hicieron amigos y siempre conversaban de las aves. Un día el señor Hartman le pregunta de qué parte de Sudamérica era y le respondió que era de Perú.

Un día el pensionista fue a comprar un billete para regresar y entonces se fue a despedirse del señor Hartman, pero este le respondió de mal manera.

De ahí el joven entro a la biblioteca del señor Hartman sin que este se percatara de su presencia y en la mesa de noche encontró una fotografía en la que el señor Hartman se vestía de uniforme militar.

EL RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA “EL POLVO DEL SABER” – Julio Ramon Ribeyro

RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA “EL POLVO DEL SABER”
– Julio Ramon Ribeyro –

Argumento de “El polvo del saber”, libro de Julio Ramon Ribeyro.

Todos los días el sobrino de Ramón, pasaba por la biblioteca que una ves fue de su bisabuelo y este al morir le dejo sus bienes repartidos entre todos, la biblioteca le toco a Ramón y este estaba casado con una mujer codiciosa, sorda e intratable.

Cuando Ramón murió el padre que en ese entonces era el preferido por Ramón le pidió la biblioteca, pero este murió sin hacer un testamento, así que la biblioteca paso a ser propiedad de su mujer, el sobrino de Ramón quería obtener los libros que una ves fue anhelados por su padre ya que el quería terminar de leerlos, pero no pudo.RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA "EL POLVO DEL SABER"  - Julio Ramon Ribeyro

Un día el Sobrino de Ramón le pidió una entrevista a la mujer codiciosa, acepto, le invitó una tasa de té, y al decirle la propuesta de que quería sacar unos libros para leerlos esta se negó, no le dio nada.
Y poco antes de que la vieja volviera a Buenos aires después de la entrevista, esta murió y la biblioteca paso a hacer de su familia.

Alejó a la biblioteca mas de Ramón por lo cual era mas difícil aun de recuperar, como la biblioteca fue heredada a un Doctor este lo uso como un recinto de estudiantes.

Cuando el sobrino de Ramón fue, no encontraba los libros, fue a la encargada, esta le dijo que movió todos los libros a la parte trasera ya que estos ocupaban demasiado espacio.

Le dio las llaves para que revisará, y cuando abrió la puerta los libros se le echaron encima de el, escaló para ver si podría recuperar algo pero todos los libros estaban viejos no se notaba nada, solo pudo recuperar un libro Francés.